Tú responsabilidad como jugador

Ya lo habrás escuchado antes, pero nunca será suficiente: Juega siempre con responsabilidad. No importa la buena reputación de un casino, si tú actúas con irresponsabilidad.

Si has estado navegando por nuestra página, te habrás dado cuenta que hablamos mucho sobre lo que hacemos en nuestra web casinoespanol.com, pero recuerda que el último responsable de tener una buena experiencia jugando en los casinos online serás TÚ y nadie más.

Todo jugador se verá tentado en algún momento a aumentar las apuestas, a hacer otro depósito para recuperar las pérdidas o simplemente a pasar demasiado tiempo delante de la pantalla. Hay varios sitios a los que acudir para obtener ayuda si encuentras que tus hábitos de juego están afectando tu vida de una manera negativa, pero lo importante es no llegar a ese punto. Jugar es adictivo y romper un mal hábito es mucho más difícil que desarrollarlo.

Si detectas malos hábitos busca ayuda

Si sospechas que podrías estar desarrollando malos hábitos, no tengas miedo de buscar ayuda profesional. Tendrás siempre instituciones y asociaciones de apoyo a tu disposición y siempre podrás mantener el anonimato si contactas con ellos.

En España puedes recurrir a jugarbien.es, que es la página que pone la DGOJ a disposición de los jugadores para promover el juego responsable y donde se les dota de una serie de herramientas para su prevención. Vela por los intereses de los jugadores y su defensa, y te ofrecerán ayuda o te redirigirán a la asociación que mejor se adapte a tus problemas o que se encuentre más cerca de tu población.

El juego no debe ser visto como una fuente de ingresos

Estas recomendaciones servirán tanto para los jugadores que hacen apuestas deportivas, que juegan al bingo o en casino, no importará el tipo de juego, ni jugador. Lo primero y más importante es tener en cuenta que los juegos de azar no son una forma de ganar dinero, son un entretenimiento y ocio, donde, eso sí, es posible ganar dinero.

Puede haber algún afortunado jugador que viva de los juegos de azar, pero en su conjunto, los únicos que salen ganando dinero con los juegos de azar son los propios operadores de juegos. Hay una razón por la que se dice que “la casa siempre gana” y es que estadísticamente, a la larga la casa siempre acabará ganando, así es como funciona.

Establecer límites antes de jugar

Es importante que establezcas límites de antemano y te ciñas a ellos, esto incluye cuántas horas pasas jugando a la semana y marcarse un presupuesto de gasto máximo para jugar.

Si te das cuenta que estás evitando establecerte límites o saltarte los límites ya establecidos, es hora de reflexionar sobre tus hábitos. Ten en cuenta que nunca puedes perder lo que no arriesgas, así que nunca arriesgues lo que no estás preparado para perder.

Herramientas de autocontrol

Todos los casinos con licencia en España disponen de una serie de herramientas a disposición de sus jugadores para gestionar el autocontrol. Algunas servirán para establecer límites de tiempo en sus sesiones de juego o poder limitar sus depósitos o para marcar un presupuesto máximo de pérdidas e incluso la autoexclusión. Casi todos los casinos online tienen algoritmos de control que analizarán tu comportamiento al jugar, pudiendo ayudarte a detectar cuanto antes los malos hábitos al apostar.

Si el sistema o el personal del casino te comunican que están preocupados por tus hábitos de juego, tómatelo en serio. Recuerda, el casino hace negocio con tu dinero y si ellos te dicen que es tiempo de parar, puedes estar seguro que tienen buenas razones para hacerlo. Lo mismo ocurrirá, si alguien que conoces te comenta algo sobre tus hábitos de juego. Si alguien cercano a ti, piensa que estás jugando demasiado, seguramente tenga razón.

Estado de ánimo

Dado que todas las formas de juego de azar implican la toma de decisiones en algún punto, es importante tener la mente clara. Si no te sientes bien o tienes algún problema personal que te pueda estar distrayendo la atención, piensa que no estarás en disposición de tomar decisiones sobre dinero. También es muy poco probable que el juego resuelva tus problemas, incluso si estuvieras teniendo una racha de suerte, en el momento en que gire, perder dinero lo agravará.

Esto también incluye mantenerse sobrio. Volver a casa tarde, después de una noche de fiesta no sería el momento adecuado de ponerse a jugar. Estarás demasiado confiado y arriesgarás demasiado. Seguro que tu resaca se recuperará un poco si descubres una cantidad extra en tu cuenta cuando despiertes, pero lo que es seguro es que te vas a despertar de golpe si te das cuenta que la vaciaste por la noche.

Tomate un descanso

Te vamos a dar un último consejo que esperamos te ayude a que el casino sea una forma divertida de pasar el tiempo. Trata de tomarte una semana libre de vez en cuando, para ver si te afecta de alguna forma. ¿Estás nervioso y con muchas ganas de jugar en las tragaperras después de un días o dos? ¿Te das cuenta de que no estás disfrutando del partido de fútbol ahora que no tienes dinero para apostar? Probablemente, será el momento de tomarse unos días más de descanso, y cuando vuelvas a las mesas, asegúrate de establecerte unos límites claros.